Actualmente se tiende a generalizar el término de Community Manager y no se diferencia entre la labor de este y la de Social Media Manager, pero hay una clara diferencia entre ambos roles y aquí te explicaremos el porqué. Veamos detalladamente la función que desempeña cada uno.

Social Media Manager

El Social Media Manager es el gran desconocido, aunque se piense que es un sinónimo de Community Manager, no es así. Su labor cobra importancia si decidimos indagar sobre el papel que este desempeña.

¿Qué hace un Social Media Manager?

El Social Media Manager realiza estudios de mercado, centrándose sobre todo en el mundo de las redes sociales, define y segmenta al público objetivo en el que se quiere influir y se adapta siempre a los objetivos y presupuestos que tiene la empresa. También interpreta los datos de los informes, define la estrategia y realiza cualquier cambio necesario.
Es importante saber que es él el que toma las decisiones en el momento de crisis que se puede presentar en una red social, en cambio, el Community Manager se dedicará a ejecutar esas decisiones.

Perfil del Social Media Manager

Ya sabemos cuál es la labor de un Social Media Manager, ahora nos centraremos en los requisitos que debería tener.
En primer lugar, debe tener conocimientos sobre las últimas tendencias y herramientas para desempeñar correctamente su trabajo, además de saber cómo funciona el ámbito del sector para el que está trabajando.
En segundo lugar, tiene que tener unas habilidades estratégicas bien desarrolladas, casi al mismo nivel que sus habilidades comunicativas, ya que es el Social Media Manager quien se comunica con el equipo que, a su vez, le ayudará a desempeñar el trabajo correctamente y a conseguir los objetivos establecidos. Para asegurarse de que se cumplen estos objetivos, es importante que el mensaje se transmita de la mejor manera posible para que no haya confusiones.
También tiene que saber trabajar y desenvolverse bajo presión, puesto que en la actualidad es fácil que en las redes sociales se produzca una situación de crisis.
Que tenga una excelente capacidad de análisis es algo primordial. Un buen análisis de los datos hará que el Social Media Manager tome las decisiones correctas para que su estrategia consiga su principal propósito.

Community Manager

Resumiendo, podemos decir que el Social Media Manager es el profesional que se encarga de definir la estrategia a seguir y el que interpreta y analiza los datos. Sabiendo esto, comprenderemos mejor el trabajo de un Community Manager.

¿Qué hace un Community Manager?

La labor principal de un Community Manager es la de administrar las distintas redes sociales para generar engagement.
Es el encargado de publicar contenido en las redes sociales y también de interactuar con el público, (responder a sus dudas, comentarios, ser el moderador en plataformas…) Por supuesto, debe de tener en cuenta todas las opiniones de los usuarios con el fin de mejorar la estrategia.
Es muy importante la actualización continua de cada una de las páginas para que la comunidad permanezca activa y poco a poco siga en aumento.
Debe ser totalmente fiel a la marca y transmitir de la mejor manera posible los valores de esta. Para esto, es importante que conozca a los fans de la marca, pero, sobre todo, a los fans potenciales y decidir así el tipo de contenido de las redes sociales que tendrá más éxito y que más puede influir en ellos.
No solo tiene que hablar con los seguidores de la marca, sino también con los influenciadores o influencers, tiene que saber tratarles y hacer que estos sean profetas de la marca en cuestión.
Por último, otra labor que debe desempeñar el Community Manager es la de realizar informes sobre la monotorización. Dichos informes serán los que posteriormente analizará el Social Media Manager.

Perfil del Community Manager

Ya sabemos los aspectos que debe cumplir un buen Social Media Manager, ahora nos centramos en los que debe tener un Community Manager:
Al igual que el Social Media Manager, tiene que tener una gran capacidad comunicativa, ya que es algo crítico en las redes sociales. Puesto que es el encargado de tener contacto con todos los seguidores de la marca, este aspecto se vuelve primordial.
Este punto tiene relación con el siguiente: debe manejar perfectamente la redacción, porque es el arma principal de un Community Manager a la hora de transmitir y llegar a los seguidores y, sobre todo, seguidores potenciales.
Al igual que el Social Media Manager, debe saber trabajar bajo presión por varios motivos: por las situaciones de crisis de las que hablábamos y porque es él el que tiene que dar la cara en estos momentos. Además, tiene que saber moderar en el entorno social, por tanto, es preferible que sea una persona tranquila o sepa sobrellevar bien el estrés en momentos así y ser una persona empática que sepa ponerse en la piel de los usuarios.
Por supuesto, es primordial que sepa trabajar en equipo. Tiene un equipo con el que dialogar y ponerse de acuerdo, un equipo en el que es fundamental la comunicación, porque cualquier confusión puede influir muy negativamente en el trabajo.
Por descontado, debe de tener conocimiento sobre las herramientas de medición y análisis y saber administrar blogs, foros o cualquier medio para entablar conversaciones.

 

CONCLUSIÓN

En definitiva y de manera muy resumida para que quede clara la diferencia de ambos perfiles, la labor del Social Media Manager es la de decidir y la del Community manager la de ejecutar las decisiones del Social Media Manager.
Lo ideal es que ambos profesionales trabajen juntos y su trabajo se complemente para sacar adelante los objetivos de la empresa.
Por desgracia, en la actualidad no todas las empresas cuentan con estos dos profesionales, sino que muchas veces contratan a un solo perfil que realiza el trabajo de ambos, muchas veces por desconocimiento de las diferencias o, incluso, la existencia de los dos perfiles profesionales. Por eso desde aquí os informamos de todas las diferencias que existen entre ellos al igual de la importancia que posee cada uno.